No soy enemigo de la capacitación on line pero sí de una dependencia única al canal de vídeos youtube.