Blog MAQUILLAJE MAURO

UN ALIADO IMPRESCINDIBLE: EL POLVO TRASLUCIDO

El máximo deseo de una mujer en temas de maquillaje, es que éste siempre esté impecable: una sombra de ojos duradera, una máscara de pestañas que mantenga la curvatura en el día, un labial resistente al agua y, sobre todo, un rostro que no brille.

Ahí es donde cobra importancia nuestro gran aliado: el polvo traslúcido. Este producto está creado para poder lograr tres fines específicos: sellar el maquillaje, matificar y purificar el rostro de bacterias ambientales.

1- SELLAR EL MAQUILLAJE: a esta función se la conoce también como fijación. El objetivo es que el maquillaje no se mueva y dure todo el día en tu rostro. ¿Cómo aplicarlos? Una vez finalizado el trabajo de colocar la base de maquillaje, correcciones, y demás productos, hay poner una fina capa de polvo traslúcido que permita secar el rostro y absorber la humedad que éste pueda tener. A mi personalmente, me gusta utilizar un brochón ancho para dar una pasada por toda la cara. De esta manera se puede colocar un poco más de polvo en las mejillas. Luego aplicas el rubor, esto hará que el color pueda distribuirse mejor, evitando así los clásicos manchones por condensación de grasa. Prueben esta técnica, ¡es genial!

2- MATIFICAR: dejar un rostro mate es lograr que éste luzca sin grasitud, exponer un rostro limpio, seco y con el maquillaje óptimo para una excelente presentación personal. Si el brillo aparece nuevamente en tu rostro durante el día puedes “retocar” con tu polvera traslúcida esas zonas. Pueden ser utilizados hasta cuatro veces al día. ¿Han escuchado en las películas la frase: “Permiso, necesito retocar mi maquillaje”? Se refiere a que el polvo se aplica en la nariz, por un costado de la quijada, y quizás algo en la frente, la tan conocida “zona T”, que es la que más brillo tiene en la mayoría de las personas. Lo que sí, tengan la precaución de NUNCA volver a aplicar el producto en todo el rostro, porque sino terminarían con un exceso de producto, lo que no luciría para nada bien. Retocar es sólo eso, pasar la esponja por esos puntitos de grasa que brillan.

3. PURIFICAR EL ROSTRO: Este producto aparte de contener el matificador (polvo mica) tiene la particularidad de tener en su fórmula una cantidad importante de antibacteriales (óxido de zinc, ácido salicílico y otros), que son importantes para mantener el maquillaje libre de bacterias, prolongando su duración en el día y ayudando a la salud del poro (incluso hay marcas que cuentan con maquillaje antibacterial, especialmente para personas con acné).

¿Cómo encontrarlo en el mercado?

Las polveras traslúcidas vienen en dos presentaciones: compacta y libre.

La compacta es la más conocida por todas, se abre y trae consigo un espejito y una esponja. Para cerciorarse de que ésta sea la correcta y de buena calidad, fíjense en lo siguiente: la esponja debe ser parecida al chiporro o a la tela, no una de silicona, ya que su textura no arrastrará la suficiente cantidad que se debe aplicar. Por ese simple detalle es fácil diferenciarlas de las polveras normales, es decir, las que no son traslúcidas (con colores bronces de tonos varios).

La segunda opción, la libre, es una cajita redonda, de aproximadamente 10 cms. de alto que al destaparla tiene una segunda tapa con orificios por el que sale el producto. Esta alternativa se ocupa con una brocha de polvos generales (la más ancha y grande de todas).

Algunos tips para sacar el mejor provecho de tu polvo traslúcido:

  • Lleven en la cartera su polvera ya que es un gran aliado antes de reuniones o citas donde su piel debe lucir impecable, es decir, por ningún motivo, brillante o grasosa.
  • No se asusten al verlos blancos en extremo: si arrastran un poco por su mano o entre sus dedos, notarán que no cambian el tono de la piel y, por ende, tampoco el del maquillaje aplicado.
  • NUNCA presten su esponja aplicadora de polvos, es motivo de contagio de bacterias las que generan desde una simple espinilla a enfermedades cutáneas más severas.
  • Generalmente la vida útil de la esponja está ligada a la cantidad de producto contenido en el envase; al terminar la polvera su esponja también debe ser desechada. No obstante, si aún te queda producto para utilizar, y tu esponja se ha dañado, debes cambiarla.
  • Como es un producto de uso diario y de varias veces en el día sería extraño que tengan la misma polvera por dos meses. Pero si tienen alguna guardada pueden estar tranquilas, los polvos de rostro son los que tienen mayor duración en el tiempo, expiran aproximadamente a los dos años.
  • En caso de emergencia: se les perdió la brocha, o no tienen esponjas a mano y están a punto de salir… Fácil: tomen una hoja de papel tissue, sóplenla y separen sus hojitas; a una de ellas, la rellenan con algodón, unen sus puntas como una bolita y tendrán lista su esponja aplicadora de emergencia. Esta será desechable, pero les ayudará a terminar su maquillaje a la hora y listas para partir corriendo a su gran evento.
  • ¿Cuánto gastar? Su composición química es tan simple que toda marca logra el efecto principal: matificar. Por lo tanto, la función que cumple la opción de lujo es la misma que la de una pequeña marca.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.