FELIPE Sin categoría

EL PODER SANADOR DEL AGUA

gota-de-aguaSiempre me han llamado la atención cosas comunes de nuestra vida pero, al mismo tiempo, maravillosas y con una magia inexplicable, la tranquilidad del viento, la energía que entrega el sol en nuestro positivismo y alegría, en fin, misterios que ni si quiera la misma ciencia ha podido descifrar. Y uno de esos es el poder sanador del agua, elemento tan común en nuestras vidas pero rara vez analizado como causante de beneficios no sólo de hidratación sino, también, en nuestra salud física y espiritual.

Las teorías y estudios científicos dicen que la vida se genero en el elemento que forma parte del 75% de nuestro cuerpo, el agua, por tanto, es de una importancia en el desarrollo relacional humano tanto como el físico

Dejemos de lado lo obvio, no hablemos, por hoy, de la importancia en la piel de ingestar “X” cantidad del vital elemento, ni de los riñones, cabello ni tanto o cuánto puede interferir fisicamente de forma directa, veamos la energía espiritual y, claro está, concentrarse en los chakras. El agua representa nuestro segundo centro de energía en nuestro cuerpo, el chacka sacro o sexual , llamado Svadhisthana, el que nos conecta con la creación y el fluir de la vida.

Si lo vemos así podremos notar que ese vivir fluídamente se relaciona a convivir con el entorno (con nuestros pares humanos, el mundo animal, la naturaleza y todo lo que involucre crecimiento humano) poder participar armónica y pacíficamente con todo lo que se relacione a nuestro aprendizaje espiritual, si eso pasa, entonces estaremos concentrando un 75% de paz, ese líquido se cargará de buenas vibraciones e intenciones.

Así es que en el tiempo nos hemos dado cuenta que el agua esconde varios secretos que escapan de las manos de la ciencia y son inexplicables. Según estudios del doctor de medicina alternativa, el japonés Masaru Emoto, este elemento tiene memoria y sus moléculas se agrupan recordando acontecimientos, palabras, oraciones, sonidos y pensamientos. Emoto a realizado varios experimentos, donde a sometido al mismo tipo de agua a distintas emociones, palabras y canciones, para luego, a través de un microscopio, analizar cuales son los mensajes que nos entrega el agua formando cristales.

En el caso de mensajes positivos se formaron cristales hermosos y armoniosos, pero en el caso de estímulos negativos surgieron cristales sin forma y nada estéticos. Podríamos formar la hipótesis de pensar en qué pasa entonces en nuestro cuerpo cuando sólo pasamos rabias, somos negativos o no participamos en paz con el entorno: ¿tendríamos un 75% de nuestro cuerpo con posibilidad de enfermar?

Screen-shot-2012-10-22-at-2.20.40-PMOtro experimento que demostró que las emociones influyen en el agua fue el experimento con el arroz: se colocaron tres recipientes con el mismo grano y se los recubrió de agua. A uno se le escribió “Te Amo” y al otro “Te Odio”, cada día se fueron repitiendo las frases correspondientes cerca de cada frasco experimental y, el tercero de ellos, fue ignorado.

El resultado, después de unos meses, fue sorprendente: el frasco con arroz que dice “Te Amo” fermentó normal y sanamente, despidiendo un aroma agradable, por lo contrario, el arroz que dice “Te Odio” luce oscuro, viscoso y el olor no era para nada agradable y, finalmente, en el frasco ignorado el arroz se encontraba mucho peor que el odiado.

Esto da para pensar, al menos a mi sí me generó el interés en reflexionar: que no tenemos que ignorar a las personas que tenemos a nuestro alrededor y que nuestros sentimientos y acciones influyen en los demás. Por eso es que tenemos que pensar bien qué es lo que decimos y cómo lo decimos, para que esto nos permita interactuar pacíficamente con el entorno, siendo, además un gran catalizador de paz con otras personas, que ese 75% se transforme en un poder sanador, el poder sanador del agua.

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply